Enfermedades

 
MIOP�A


Cuando un ojo es muy largo o la c�rnea es muy curva, las im�genes se reflejan por delante de la retina, produciendo que los pacientes puedan ver muy bien de cerca pero empeorando la visi�n a medida que los objetos se alejan.

HIPERMETROP�A


Este defecto es producido por un ojo m�s chico de lo normal o una c�rnea muy plana. Las im�genes se reflejan por detr�s de la retina y a causa de esto el paciente tiene una visi�n cercana borrosa. Si bien en las personas j�venes cuando este defecto no es muy significante puede ser equilibrado esforzando los m�sculos del ojo, logrando una buena visi�n de lejos y una aceptable visi�n de cerca, con el paso del tiempo y la llegada de la presbicia, cuanto mas cerca est�n los objetos peor es la visi�n.

ASTIGMATISMO


Este defecto se da cuando existe una diferencia en la curvatura de la c�rnea, lo que produce que la entrada de luz no enfoque definitivamente, haciendo que las im�genes se distorsionen y carezcan de nitidez. El astigmatismo puede presentarse solo o en combinaci�n con miop�a o hipermetrop�a.

PRESBICIA


Es un proceso normal de envejecimiento, en el cual el cristalino pierde algo de su flexibilidad, que lo caracteriza en la juventud. Usualmente esto ocurre entre los 40 y 45 a�os de edad.

CONJUNTIVITIS


La conjuntiva es la capa m�s externa del ojo, que recubre la zona visible del globo ocular y la parte interior de los p�rpados. Conjuntivitis significa inflamaci�n de la conjuntiva. La conjuntivitis puede ser infecciosa (causada por bacterias o virus), al�rgica (causada por una reacci�n al�rgica), irritativa (causada por un cuerpo extra�o en el ojo) o qu�mica (causada por una sustancia qu�mica). La mayor�a de las conjuntivitis infecciosas son leves, s�lo en raras ocasiones pueden causar da�os m�s importantes.

La m�s frecuente es la conjuntivitis vir�sica causada por el adenovirus, muy contagioso a trav�s de la v�a respiratoria o a partir de secreciones oculares. Tiene un periodo de inoculaci�n de 5 a 10 d�as y la infecci�n dura entre 7 y 14 d�as. La complicaci�n que puede presentar es una queratitis (inflamaci�n corneal) y a veces suele dejar secuelas.

Cl�nicamente inicia con lagrimeo, enrojecimiento, malestar ocular, fotofobia, primero en un ojo y luego el otro o ambos ojos al mismo tiempo. El tratamiento es sintom�tico y respecto a la prevenci�n la misma consiste en: lavado meticuloso de las manos, no compartir toallas con el enfermo y desinfecci�n de instrumentos oft�lmicos.


La conjuntivitis bacteriana simple tambi�n es un trastorno frecuente que suele afectar a los ni�os. La diseminaci�n de la infecci�n suele ser resultado del contacto directo con las secreciones infectadas por diferentes bacterias.
Cl�nicamente tambi�n presenta enrojecimiento ocular, sensaci�n de arenilla, quemaz�n y secreci�n muco purulenta. Al despertar, los p�rpados suelen estar pegados por acumulo de secreci�n y exudado durante la noche.
Los reci�n nacidos pueden ser infectados por la bacteria en el canal de parto, presentando una condici�n conocida como oftalmia neonatal que se debe tratar de inmediato para preservar la visi�n del beb�. Asimismo, el uso de lentes de contacto, sobre todo los de uso prolongado, puede provocar conjuntivitis.
El tratamiento de las conjuntivitis bacterianas consiste en administrar antibi�ticos t�picos y por v�a oral seg�n el caso.
Las complicaciones son la cicatrizaci�n conjuntival y afecci�n de la cornea.


Finalmente la conjuntivitis al�rgica es muy frecuente en esta provincia y cursa con intensa picaz�n, enrojecimiento y alteraciones cr�nicas en la conjuntiva, lagrimeo, sensaci�n de cuerpo extra�o.
Hay que tener en cuenta que lo principal es la prevenci�n mediante la higiene, evitando el contacto directo con personas infectadas, identificar y tratar las parejas sexuales y acudir inmediatamente al oftalm�logo en caso de presentar los s�ntomas antes mencionados para evitar las complicaciones, no automedicarse porque hay muchos tipos de conjuntivitis adem�s de las antes mencionadas que deben recibir tratamiento especifico indicado por un especialista.
Prevenga y evite complicaciones.
ESTRABISMO

Es la p�rdida del paralelismo de los ejes oculares, la desviaci�n de un ojo con respecto al otro.
A) Hacia adentro: esotrop�a
B) Hacia afuera: exotrop�a
C) Hacia arriba; hipertrop�a
D) Hacia abajo; hipotrop�a
  • Es com�n que el reci�n nacido cruce los ojos
  • En pocas semanas el beb� aprende a enfocar bien y a mover sus ojos juntos
  • Si contin�a cruzando los ojos a partir del cuarto mes, hay que consultar al oftalmopediatra.
  • Los ojos se alinean a partir del cuarto mes de vida
  • La Organizaci�n Mundial de la Salud sugiere realizar el primer control de rutina a los 4 meses
  • Si se sospechara un problema o en caso de ni�os pret�rmino, el examen debe hacerse desde el momento del nacimiento.
  • El estrabismo afecta al 4% de los ni�os, en quienes causa ambliop�a, altera la estereopsis -es decir la visi�n de profundidad- y provoca asimetr�as est�ticas.
  • El tratamiento incluye correcci�n de la causa, eliminaci�n de la ambliop�a y cirug�a de los m�sculos extraoculares si fuera necesario
  • La detecci�n temprana se asocia con mayor probabilidad de alcanzar un alineamiento ocular permanente y no desarrollar ambliop�a.
Los tres puntos m�s importantes para el buen resultado del tratamiento son:
  • Preservar la visi�n de ambos ojos; sin tratamiento, el ojo estr�bico caer� en la ambliop�a con p�rdida permanente de la visi�n.
  • Enderezar los ojos; en la mayor�a de los casos la cirug�a endereza los ojos, por lo general se necesita otro tiempo quir�rgico.
  • Con el parche, anteojos si se necesitan y cirug�a, se lograr� en la medida de lo posible, poner los ojos del ni�o a trabajar juntos y en equipo.
Para obtener estos resultados se necesitan a�os de tratamiento.
El �xito requiere la colaboraci�n de los padres.

CATARATA

Una catarata es una opacidad del cristalino, la lente normalmente clara y transparente del ojo. No es un tumor ni una formaci�n de piel o tejidos nuevos sobre el ojo, sino que la misma lente se nubla. La lente ocular normal es transparente; pero, cuando se forma una catarata, toma un aspecto opaco como de vidrio empa�ado. El cristalino, situado cerca del frente del ojo, enfoca la luz sobre la retina, al fondo del ojo. La luz lo atraviesa produciendo una imagen bien definida en la retina. Cuando se forma una catarata, la lente puede presentar tanta opacidad y falta de claridad que la luz no puede transmitirse f�cilmente a la retina.
Sin embargo a menudo, la catarata cubre solamente una parte peque�a del cristalino y, si la vista no est� muy afectada, no hay necesidad de extraerla. Pero, si una porci�n extensa del cristalino se vuelve opaca, la vista puede perderse parcial o completamente hasta que se extraiga la catarata. Hay muchas creencias err�neas sobre las cataratas.
Por ejemplo, las cataratas no se transmiten de un ojo a otro, aunque pueden aparecer en ambos a la vez. Una catarata no es una pel�cula visible en el exterior del ojo, ni es causada por un uso excesivo de los ojos; tampoco el uso de la vista la empeora. Las cataratas en general se desarrollan gradualmente a lo largo de los a�os; rara vez aparecen en unos pocos meses.
La causa m�s com�n es el envejecimiento (catarata senil), otras menos comunes son afecciones intraoculares (llamadas cataratas complicadas, por ejemplo uve�tis, retinosis pigmentaria, perforaci�n, radiaci�n ionizante e infrarroja), traumatismo, medicamentos o sustancias t�xicas (corticoides, busulf�n, clorpromazina, mi�ticos), alteraciones metab�licas (hipoglucemia o hiperglucemia, hipocalcemia, hipoparatiroidismo, galactosemia) o cong�nitas (s�ndrome de Down, s�ndrome de L�we, s�ndrome de Alport, infecciones intrauterinas como rub�ola, etc.)

Tratamiento
El �nico tratamiento para la catarata es la remoci�n quir�rgica del cristalino y su reemplazo por un lente intraocular. No es necesario esperar la opacificaci�n total del cristalino (catarata hipermadura), ya que con las t�cnicas actuales de cirug�a es posible operar en cualquier momento de la evoluci�n, que comienza en ambos ojos.
La cirug�a puede diferirse hasta que la disminuci�n de la visi�n interfiera con la actividad cotidiana del paciente, salvo en las siguientes circunstancias:

  • En neonatos con catarata cong�nita, en quienes la disminuci�n visual conduce a la ambliop�a irreversible.
  • Cuando la catarata interfiera en el diagn�stico o tratamiento de otra afecci�n ocular (retinopat�a diab�tica, por ejemplo).
  • Cuando la catarata cause alguna enfermedad ocular, como uve�tis o glaucoma.
Pronostico y Evoluci�n
Sin tratamiento lleva, en forma progresiva, a la disminuci�n total de la visi�n.
Con el tratamiento quir�rgico, en el 95% de los casos que no sufren complicaciones se llega a los niveles de agudeza visual previos a la catarata.